La inteligencia emocional y sus aplicaciones en la vida de relación


En más de una ocasión nos hemos preguntado por qué algunas personas que no poseen las características que consideramos de requisito o básicas para la gestión que realizan, logran exitosos resultados y son reconocidos por el manejo inteligente de situaciones de conflicto. No cabe duda que la inteligencia tal como la conocíamos hasta hace algunos años no es la única capacidad del ser humano que le permite desarrollarse exitosamente en la vida. 

 

Bajo el modelo de la Inteligencia Emocional (IE) se pretende significar todo un conjunto de habilidades de procedencia psíquica que influyen en nuestra conducta, es una destreza que nos permite conocer y manejar nuestros propios sentimientos, interpretar o enfrentar los sentimientos de los demás, sentirnos satisfechos y ser eficaces en la vida, a la vez que crear hábitos mentales que favorezcan nuestra propia productividad.

 

El tema de la inteligencia emocional sale a luz en la sociedad norteamericana ante determinadas problemáticas sociales, especialmente en el sector educativo, la violencia en la escuelas hizo reflexionar a muchos sobre lo que estaba pasando, de cómo las emociones llevaban a muchos escolares al borde del abismo, fuera de lo racional, acabando con sus propias vidas y la de los demás. Evidentemente faltaba algo en estos que les impedía lograr un equilibrio interno y relaciones sociales adecuadas, en otras palabras, no poseían inteligencia emocional. Desde entonces los sentimientos y emociones fueron ganando en importancia por su implicación en todos los ámbitos de la vida. 

 

Desde hace varias décadas se consideraba la inteligencia tal como la conocemos, el parámetro que podía prever el grado de éxito de una persona en lo profesional, social y laboral. Para cuantificar o evaluar el nivel de inteligencia se diseñaron varios exámenes o tests. Se considera al psicólogo de la Universidad de Stanford, Lewis Terman como el principal creador del test para determinar el CI. 

 

Millones de personas han sido clasificados mediante este tipo de test, el que permitiría predecir el nivel de realización de la persona. Es una forma de pensar que todavía poseen grandes sectores de nuestra sociedad, planteándose incluso la idea de que la inteligencia es una capacidad genética e innata y que poco se puede hacer para cambiarla o mejorarla, es decir que el destino de las personas se halla de antemano determinad por el CI.


© | Sitio desarrollado por PostelNet.