La inteligencia puede modificarse durante la vida


Hasta ahora se creía que la capacidad intelectual era estable a lo largo de la vida y que si un niño marcaba menos de 100 puntos (inteligencia media) en una prueba de coeficiente intelectual (CI) sería menos inteligente que sus pares. Pero un estudio realizado por científicos del University College de London (UCL) y publicado en la revista Nature comprobó que esa tesis no es correcta y que la inteligencia puede modificarse durante la vida.

 

A través de escáneres cerebrales y test de CI los expertos develaron que la inteligencia puede variar de manera significativa en la adolescencia y que esos cambios, además, están asociados a transformaciones en la estructura cerebral, lo que muestra que la inteligencia no es constante.

 

Los científicos midieron a 33 adolescentes sanos a través de test de CI: la primera vez, cuando tenían entre 12 y 16 años (2004) y luego, cuando tenían entre 15 y 20 años (2008). En ambas ocasiones los expertos les hicieron paralelamente escáneres cerebrales. Los resultados los sorprendieron: algunos menores mostraron mejoras en hasta 20 puntos en su coeficiente intelectual, mientras otros disminuyeron su CI en la misma proporción. En las pruebas de resonancia magnética, diferentes estructuras cerebrales también habían cambiado, lo que para los investigadores refuerza la idea de que estos cambios en la inteligencia fueron reales.

 

Las pruebas de inteligencia midieron el CI verbal de cada sujeto (lenguaje, aritmética, conocimientos generales y memoria) y su CI no verbal (identificación del elemento que falta en la imagen o resolver puzzles visuales). Los que tenían más puntuación de CI verbal evidenciaron también un aumento en la densidad de materia gris en la zona de la corteza motora izquierda del cerebro. Aquellos que tenían un aumento en la puntuación del CI no verbal, tenían mayor materia gris en la zona del cerebelo anterior que está relacionada con los movimientos de la mano.

 

Los investigadores dicen que no está claro qué provoca los cambios en el CI ni por qué en algunas personas mejora, mientras en otras disminuye. Es posible que las diferencias se deban a la estimulación temprana o tardía que tuvieron los sujetos, aunque también postula que la educación puede jugar un rol crucial. Así, el estudio confirma dos cosas: que no existe una inteligencia innata y que los cambios en el cerebro ocurren durante toda la vida. 


© | Sitio desarrollado por PostelNet.