La lactancia mejora la inteligencia de niños con variante genética


Científicos estadounidenses confirmaron que el amamantamiento mejora la inteligencia de un niño, pero sólo si éste tiene la variante genética FADS2, un gen que controla los ácidos grasos y que puede ayudar a los bebés a aprovechar mejor la leche materna y promover un desarrollo cerebral vinculado a un mayor coeficiente intelectual.

Los niños que no poseen esta variante genética tienen un desarrollo intelectual normal y no obtendrán ninguna ventaja intelectual por ser amamantados.

La investigación se centró en los ácidos grasos no saturados que están en la leche humana, pero no en la leche de vaca o en las fórmulas infantiles. Según los científicos, se cree que ese tipo de ácidos grasos aumenta el desarrollo intelectual debido a que cuentan con una enzima que ayuda a mejorar la neurotransmisión y el desarrollo neuronal.

En el estudio participaron 1.037 niños en Nueva Zelanda y 1.116 familias con mellizos del mismo sexo en Inglaterra y Gales.

Los niños que fueron amamantados y que contaban con la variante genética registraron un coeficiente intelectual entre 5,6 y 6,3 puntos más alto que otros niños que también fueron amamantados pero no tenían la variante.

© | Sitio desarrollado por PostelNet.