Los niños prematuros tendrían mayores problemas de aprendizaje


Un estudio británico llamado Epicure informó que un nacimiento prematuro puede dañar ciertas capacidades sensoriales, de percepción del dolor y temperaturas. Asimismo, el estudio, realizado desde 1995 en Gran Bretaña e Irlanda a 1.200 bebés nacidos al menos antes de la semana 26 de gestación, exhibió que sólo unos 300 lograron sobrevivir.

Los parámetros de estudio incluyeron sus niveles de coeficiente intelectual, capacidad para poner atención, problemas en el lenguaje y su capacidad para entender y resolver problemas. Los resultados arrojaron que a los dos años y medio, el 50% de estos niños tenían algún tipo de discapacidad en el aprendizaje, mientras que el 25% de los niños tenía un nivel de discapacidad considerada severa como parálisis cerebral, ceguera, sordera o desarrollo atrofiado. Además, el 40% de los niños que sobrevivieron tienen hoy problemas en el desarrollo cognitivo, tanto severo como moderado, y también tienen dificultades en su capacidad de sentir cambios en la temperatura.

De los niños nacidos entre las 23 y las 25 semanas de gestación, los varones son dos veces más propensos a tener problemas cognitivos que las mujeres al comenzar la edad adulta. Además el nacimiento prematuro podría afectar la percepción del dolor; aunque existe la hipótesis de que los bebés prematuros en cuidados intensivos están expuestos a repetitivos procedimientos dolorosos como pruebas de sangre, que podrían desencadenar estos cambios.

Estos hallazgos son considerados importantes debido a que cada vez más nacen niños prematuros en todo el mundo.

Otras Noticias