Los inteligentes viven más


Para llegar a viejo no sólo se necesita haber tenido suerte en la repartición de los genes y llevar un estilo de vida sano, sino que sobre todo hay que tener un cerebro prodigioso. Ian Deary, director del Centro de Envejecimiento Cognitivo de la Universidad de Edimburgo, afirma que la inteligencia podría predecir la mortalidad mejor que otros indicadores, como el índice de masa corporal, el colesterol y la presión arterial.

En el último estudio de Deary, publicado en la revista Psychology Science in the Public Interest, el experto resume docenas de investigaciones que concluyen una y otra vez lo mismo: la gente inteligente vive más. Muchos de sus estudios indican que quienes tenían bajo CI sufrían de más enfermedades , también se indicó que por cada punto adicional en el CI disminuía 1% el riesgo de muerte, y hasta que existe una asociación entre menor inteligencia y desórdenes psiquiátricos, o problemas cardiovasculares. 

Deary cree que una mayor inteligencia le da a la persona una serie de herramientas útiles para resolver situaciones en cualquier campo de la vida, incluso aquellas que implican prevenir enfermedades o accidentes. Vivir más sería, entonces, un asunto de tomar decisiones correctas, dejando de lado las condiciones genéticas o ambientales que producirían ciertas enfermedades.


© | Sitio desarrollado por PostelNet.