Dar pecho al bebé en los 6 primeros meses de vida ayuda a su coeficiente intelectual


Alfonso Delgado, presidente de la Asociación Española de Pediatría, aseguró que “la lactancia es la mejor alimentación que puede tener un niño en sus primeros seis meses de vida” en su “Manual de Lactancia Materna”, publicación que intenta apoyar a las madres en este periodo.

Dar pecho a los bebés ofrece múltiples beneficios psicoafectivos, orgánicos y nutricionales que la leche artificial nunca podrá suplir. Los lactantes están más protegidos ante las infecciones, enferman menos y requieren un menor número de hospitalizaciones. Tienen además un mejor desarrollo psicomotor y social durante el primer año de vida y en los tests cognitivos y de coeficiente intelectual suelen obtener mayores puntuaciones.

En la etapa adulta, puede ayudar a reducir la prevalencia de enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer y obesidad. Las madres también se ven beneficiadas: sufren menos hemorragias tras el parto y tienen mayores posibilidades de evitar osteoporosis en el futuro, así como ciertos tipos de cáncer (de mama y de ovarios) y artritis reumatoide. Sin embargo, sólo una de cada cinco españolas sigue dando pecho a su bebé tras seis meses de nacido, y desconoce que puede prolongarlo hasta que cumpla tres años.

Otras Noticias