Lo que diferencia a las grandes mentes


Una reciente publicación afirma lo intrincado y lo sorprendente del cerebro de cualquier ser humano. Pero algunos cerebros que son más sorprendentes que otros. ¿Por qué los más talentosos se destacan? ¿Hay alguna característica física o fisiológica que los diferencie? Varios estudios han tratado de probar cierta correlación entre el tamaño del cerebro, su peso, su volumen o la circunferencia de la cabeza con la inteligencia, pero hasta ahora no se ha encontrado ningún patrón consistente.

Sandra Witelson, de la Universidad de Mc Master (en Ontario, Canadá) estudió el cerebro de 100 cadáveres humanos que en vida habían resuelto varios tests que miden el coeficiente mental. Aunque encontró alguna correlación entre el volumen de los hemisferios y la puntuación obtenida, las relaciones variaban dependiendo del sexo, la lateralidad y el tipo de test. Por ejemplo, la inteligencia verbal tuvo una correlación positiva con el volumen del cerebro en las mujeres y en los hombres diestros.

Pero el tamaño no es un factor determinante. El cerebro de las mujeres es más pequeño que el de los hombres y, en cambio, esto no quiere decir que haya alguna diferencia consistente entre el coeficiente intelectual de unos y otros. Más aún, en el Libro Guinness de Récords Mundiales figura una mujer, Marilyn vos Savant, como la persona que tuvo coeficiente mental más alto entre 1986 y 1989.

Philip Shaw, del Instituto Nacional de Salud Mental (de Baltimore, EEUU) descubrió que el desarrollo del cerebro se relaciona con el coeficiente. Se estudió a más de 300 niños de 7 a 18 años, divididos en tres grupos según el coeficiente: promedio (hasta 108 puntos), alto (hasta 120) y superior (más de 120). Observó que los del grupo promedio alcanzaron el mayor grosor a los 8, y tuvieron un adelgazamiento de la corteza durante la adolescencia. Mientras que el en superior era más delgado a los 7, engrosaba hasta los 11 o 12 y, después, volvía a afinar. El grupo alto quedó en el medio. El especialista concluyó que la inteligencia es un proceso dinámico, relacionado con un nivel de plasticidad que varía durante estos años.

En la medida que se vaya investigando un poco más sobre la diferencias de los cerebros entre la gente común y los llamados genios, en sus células, constitución, redes, quizás irán apareciendo más claves que den respuestas al por qué de la genialidad dentro del dominio de la mente racional avalada de los conocimientos científicos que las disciplinas aportan. 

 

Otras Noticias