Pensamiento Lineal y Lateral


Se conoce como pensamiento lineal o vertical a la manera tradicional de  pensamiento, es decir, aquella que se desarrolla generalmente durante  la época escolar y en donde se aplica la lógica de manera directa y  progresiva. El hemisferio izquierdo del cerebro humano es el  responsable de razonar en forma secuencial (que sigue un esquema fijo)   y temporal, permitiéndonos llegar a conclusiones sin tener que evaluar  las estrategias posibles para resolver determinados problemas. Este  tipo de pensamiento sigue una dirección recta, y por lo general es  empleado en cuestiones de índole técnica y científica, y en menor grado  en situaciones de la vida cotidiana.

Por el contrario, el  llamado pensamiento lateral se desarrolla en el  hemisferio derecho del cerebro, es analógico, atemporal y no  secuencial, o sea, que emplea diferentes esquemas para llegar a la  solución de una dificultad o problema. Si bien a la hora de concebir  nuevas alternativas, el principal obstáculo es la necesidad de que  todas las fases del pensamiento sean correctas y organizadas. Este tipo  de pensamiento es esencial para el desarrollo de la creatividad y el  ingenio, por lo tanto es de gran importancia que se estimule mediante  juegos o artísticamente.

Pensamiento Lateral y Pensamiento LinealEs muy común que ante el planteo de algún dilema, nuestra respuesta sea  hipotética y deductiva, haciendo uso del pensamiento lineal, pero  existen situaciones extrañas para el cerebro, que necesitan una  explicación, y en ese caso es fundamental un nuevo enfoque.

  El término pensamiento lateral fue propuesto en 1967 por Edward De Bono  para poder definir, de alguna manera, todas las posibilidades de  solución que se presentan a la hora de encontrar una respuesta y que  por lo general no estamos acostumbrados a usar. Estos caminos que  Edward define, parecen muy difíciles de tomar, en primer lugar porque  la lógica se impone y en segundo lugar porque no están expuestos a  simple vista, pero cuando se consigue encontrar una óptica diferente  del asunto, se siente gran placer.

Dijo De Bono: "Pensar lateralmente  evitando lo lógico o lo obvio se podrá convertir en una excelente  herramienta para enfrentar viejos y nuevos problemas con nuevas ideas". El pensamiento lateral utiliza técnicas como el análisis de  posibilidades, cambio de enfoques, reestructuración de modelos  preestablecidos, suposiciones y desafíos. Los dos tipos de pensamiento son de igual necesidad, con el Pensamiento  Lateral se generan  las ideas, y con el Pensamiento Lógico se  desarrollan, se seleccionan y se utilizan.

Actualizado: 06/02/2008

© | Sitio desarrollado por PostelNet.